THE LEGEND OF ZELDA: DEKU BABA

El taller de Thetoyscene se puso en marcha a la par que nuestra página web, con un primer trabajo muy ambicioso en el que se quería representar una escena de uno de los videojuegos de culto tanto para mi como para Hombrebala, The Legend of Zelda. Así pues nos pusimos manos a la obra y finalmente recreamos una escena en la que la figura Figma de Link se situaba junto al pedestal de la Espada Maestra en un derruído Templo del Tiempo mientras que ciertos enemigos lo acechaban.

Haciendo un estudio del “bestiario” de la saga, tomamos la decisión de representar un Bokobling, una Deku Baba y un tercer enemigo que dejaríamos en el aire hasta ver la composición final del conjunto.

Hombrebala se puso manos a la obra con el Bokobling, una magnífica obra que podéis contemplar dentro del Taller y que tengo la suerte de contar con ella en mi casa. Azares del destino hicieron que el proyecto Deku Baba quedara postergado debido a la ejecución de otros trabajos, pero el deseo y las ganas de llevarlo a cabo estaban muy presentes en el equipo.

Hasta que hace bien poco y tras un merecido descanso que me tomé después de la realización del titánico escenario del Parque Pingüino para Sakura Cazadora de Cartas me puse manos a la obra para dar forma a uno de los enemigos más carismáticos de la saga Zelda.

El objetivo, como dije anteriormente, era completar un poco más la escena representada. La Deku Baba se adaptaba como anillo al dedo puesto que es un enemigo al que se le puede imprimir mucha movilidad a través de su tallo. En un primer día de trabajo modelé la cabeza con la boca abierta, con la mandíbula inferior desplazada ligeramente hacia un lado para seguir creando movimiento, y la lengua hacia el otro lado, entre medias de unos colmillos bastante desarrollados.

El tallo está flexionado en dos tramos, haciendo zig-zag y retorciéndose para embestir a Link por un costado. Este enemigo siempre me pareció muy agresivo en el juego, como una bestia que te observa a punto de abalanzarse hacia a ti, y quería representar eso en la escultura. Para lograr el efecto deseado, pensé en uno de los dinosaurios que más me impactó en su día cuando de niño vi Parque Jurásico, el Dilophosaurio. Si recordáis, es el pequeño dinosaurio que escupe veneno y que muestra su actitud desafiante desplegando la cresta de su cuello. Haciendo un paralelismo con él, le modelé las hojas de alrededor de la cabeza de la planta bastante grandes y desplegadas. Creo que también influyó en el diseño todo lo que había estado absorbiendo semanas atrás al jugar al Majora´s Mask, algo de lo que me di cuenta cuando finalicé el diseño y de lo que no me había percatado mientras lo ejecutaba.

Me he permitido un par de licencias con ella, como por ejemplo enredarle unas lianas en la base del tallo, o hacer que una de las hojas superiores aún esté desarrollándose y no esté desplegada, apareciendo aún enrollada a la base de donde nacen.

Así pues, estoy muy satisfecho con la obra y creo que el escenario gana muchísimo con ella. Ya estoy pensando en el siguiente enemigo y dándole vueltas a cómo voy a recrearlo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s